January 20, 2023

El nuevo coordinador del Ministerio Hispano ‘entusiasmado por lo que Dios nos tiene preparado’

Por Natalie Hoefer

Felix NavarreteLa Arquidiócesis tiene un nuevo coordinador del Ministerio Hispano: Félix Navarrete.

Si el nombre le suena, es por algo. Él y su familia aparecieron en un artículo del The Criterion del 7 de octubre de 2022 en el que se describía su huida de Nicaragua como refugiados políticos.

Navarrete y su esposa, Paholla, trabajaban para la Corte Suprema del país y estaban muy involucrados en el ministerio de la Iglesia en 2018, hasta que el gobierno comenzó a acosar a la Iglesia. Como empleados del gobierno, le indicaron a la pareja que debían participar en oposición a quienes protestaban contra la corrupción del gobierno y la represión de la libertad, o sus puestos de trabajo correrían peligro.

Según relata el artículo del The Criterion: “Llegamos al punto de pensar en qué sería mejor,” dice Paholla. “¿Quedarse por un puesto con sueldo, o mostrar a tus hijos lo que era lo correcto?”

Así que la pareja huyó del país con sus cuatro hijos—que ahora tienen entre 7 y 22 años—y se instalaron en Indianápolis, donde vive la madre de Paholla.

Aunque hasta 2018 la carrera de Navarrete se centró en la abogacía, no es ajeno a la pastoral hispana.

En Nicaragua, Navarrete pasó seis años impartiendo formación y dirección espiritual a matrimonios y jóvenes, y trabajó como catequista de adultos para la Congregación local de los Sagrados Corazones.

Cuando los Navarrete se unieron a la Parroquia del Espíritu Santo en Indianápolis en 2018, inmediatamente se involucró activamente en la vida parroquial. Es miembro del consejo pastoral de la parroquia, colabora con el Ministerio Hispano del Espíritu Santo, imparte clases de espiritualidad para estudiantes hispanos del Instituto Pastoral Intercultural de la Arquidiócesis, colabora con su esposa en el programa de Planificación Familiar Natural de la Oficina de Matrimonio y Vida Familiar arquidiocesana y fundó el Ministerio Félix Javier para dirigir retiros para comunidades hispanas.

El deseo de Navarrete de servir en el ministerio hispano proviene de una visión de la parábola de los talentos de Cristo.

“A través de esa parábola comprendí que Dios ha confiado a sus siervos todo lo que le pertenece,” afirma. “La propiedad de Dios es nuestro pueblo hispano, y como siervo se me ha confiado cuidarlo, usar mis talentos no para mí sino para beneficio de los demás.

“Desde que me di cuenta de eso y hasta la fecha, sigo intentando dar lo mejor de mí para servir a Dios a través de nuestro pueblo.”

Navarrete encuentra inspiración en la vida y el legado de san Padre Pío, quien “confió en el Señor, incluso en los momentos más oscuros, cuando nadie creía en él,” asegura. “Sabía que tenía que sufrir para recibir la corona celestial. Nuestra Iglesia necesita más santos para continuar el legado de fe de nuestro Señor, y como líderes tenemos la responsabilidad compartida de lograr esa meta.”

Considera que esa meta forma parte de su misión como coordinador del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis.

“Mi esperanza es servir y ayudar a los más necesitados, pero también fortalecer el potencial de nuestra comunidad hispana para que puedan convertirse en una nueva generación de discípulos,” expresa Navarrete. “Espero trabajar con nuestra gente para que aprendan a reconocer la voz de Dios, a tener un encuentro con su Hijo, y ayudarles a crecer en su fe y preparar el camino de su misión.

“Deseo que nuestros hispanos no solamente sean un número en una encuesta; deseo que participen en la vida de nuestra Iglesia, porque ellos son nuestra Iglesia.”

En cuanto a su nuevo cargo, Navarrete dice sentirse “entusiasmado por lo que Dios ha preparado, no solo para mí, sino para nuestra comunidad hispana. Sé que Dios lo hace todo de manera perfecta y hermosa cuando dejamos que nos guíe, y quiero cumplir su voluntad a toda costa.”

Admite sentirse un poco nervioso al asumir una responsabilidad tan grande.

“Pero confío en que mi buen amigo, el Espíritu Santo, me guiará en cada paso que dé,” declara Navarrete. “Como decía el Padre Pío: ‘No te preocupes por cosas que generan preocupación y ansiedad. Necesitas solo una cosa: levantar el espíritu y amar a Dios.’ ”
 

(Para leer el artículo sobre la experiencia de los Navarrete en Nicaragua, visite cutt.ly/NavaretteSpanish.)

Local site Links:

Like this story? Then share it!