February 10, 2017

Evaluación de las necesidades pastorales contribuirá a formular una imagen de la arquidiócesis para el nuevo pastor

Por Sean Gallagher

Los católicos del centro y el sur de Indiana esperan a que el papa Francisco designe a un nuevo pastor.

En previsión de su llegada, los católicos de la Arquidiócesis tienen la oportunidad de plantearle una imagen clara y detallada de la Arquidiócesis y de expresar sus expectativas para el futuro.

Esto se logrará mediante la creación de una evaluación de las necesidades pastorales de la Arquidiócesis de Indianápolis.

En los días previos a asumir el arzobispado de Newark, en Nueva Jersey, el 6 de enero, el cardenal Joseph W. Tobin, antiguo arzobispo de Indianápolis, encargó esta evaluación.

Esta implicará entrevistar de 25 a 30 personas de toda la Arquidiócesis, varias sesiones de exposición a las que acudirán docenas de clérigos, religiosos y católicos seglares, así como también una encuesta por Internet que podrán contestar todos los católicos de la Arquidiócesis.

La firma de consultoría GP Catholic Services con sede en Washington, llevará a cabo la evaluación. Daniel Conway, vicepresidente sénior de la firma e integrante del comité editorial de The Criterion, supervisará el proceso.

“El propio cardenal Tobin expresó que este tipo de información le habría resultado muy útil hace cuatro años cuando se convirtió en arzobispo,” comentó Conway, “así que estaba deseoso de que le brindáramos esa oportunidad a su successor.”

En conjunto, la evaluación procurará responder dos interrogantes: Dónde se encuentra la Arquidiócesis en este momento y qué rumbo desea Dios que siga.

Para discernir las respuestas a estas interrogantes se examinarán cinco aspectos de la vida de la Iglesia en el centro y el sur de Indiana, mediante entrevistas, sesiones de exposición y encuestas: oración y culto; evangelización y educación religiosa, familia y comunidad, servicio a los pobres y marginados, y corresponsabilidad de los recursos.

El padre Joseph Feltz, director ejecutivo de la oficina arquidiocesana para el clero, los religiosos y los coordinadores de la vida parroquial, trabaja en estrecha colaboración con Conway y otros dentro de GP Catholic Services para coordinar las sesiones de exposición y las entrevistas que se llevarán a cabo en todo el centro y el sur de Indiana desde febrero hasta mayo.

“Será algo tremendamente favorable para el próximo arzobispo,” comentó el padre Feltz. “Resulta gratificante participar en una iniciativa que sabemos que lo beneficiará cuando sea designado y llegue aquí. Estoy deseoso de empezar con esta labor.”

Se prevé que GP Catholic Services presente un informe sobre los datos recopilados hacia finales de junio.

La canciller de la Arquidiócesis, Annette “Mickey” Lentz expresó que la evaluación también contribuirá a que los católicos de la Arquidiócesis se preparen espiritualmente para recibirlo al ampliar piadosamente sus conocimientos sobre la Iglesia en el centro y el sur de Indiana, y esto los ayudará a considerar devotamente sus esperanzas e inquietudes con respecto a la Arquidiócesis.

“Esto puede impartir una sensación de pertenencia a los habitantes de las comunidades del centro y el sur de Indiana,” comentó. “Considero que puede ser tan beneficioso para quienes se sientan en los bancos de la iglesia, para quienes guían a la gente a los bancos, como para el nuevo arzobispo.”

La evaluación se autorizó, en parte, porque el cardenal Tobin y otros líderes arquidiocesanos se preparaban para iniciar un proceso de planificación pastoral para toda la Iglesia del centro y del sur de Indiana a finales del año pasado.

La designación del cardenal Tobin como pastor de la Arquidiócesis de Newark ocasionó que esos planes quedaran suspendidos.

“Una de las cosas de las que se lamentaba al marcharse era que sentía que llevábamos un buen impulse,” comentó el padre Feltz. “Le entusiasmaba el proceso de planificación pastoral puesto que veía en él una buena forma para comenzar a identificar los aspectos en los que debíamos enfocarnos.”

La compilación de la evaluación de las necesidades pastorales habría sido el primer paso del proceso de planificación pastoral.

Si bien la decisión de continuar con el proceso de planificación arquidiocesana quedará a discreción del próximo arzobispo, el cardenal Tobin consideró que realizar la evaluación sería una excelente forma para presentar la Arquidiócesis a su sucesor y deseaba que en esto participara la mayoría de los católicos de la Arquidiócesis.

“Es un intento por llegar a todos,” comentó Conway. “No todo el mundo participará. Pero todos tendrán la oportunidad de hacerlo.”

“Es la oportunidad para modelar el futuro de la Arquidiócesis en los próximos años, para orientar y dar nuestra opinión al nuevo arzobispo, para evocar todo lo que se ha hecho, pero también para mirar el panorama desde una perspectiva distinta,” expresó Lentz. “Se trata de un momento muy emocionante.” †

Local site Links:

Like this story? Then share it!